Las mejores preguntas para su futuro empleador del sector deportivo en una entrevista de empleo

En toda entrevista en el sector del deporte hay un momento en el que tienes la oportunidad de hacer preguntas tú mismo. Aunque pueda parecer un obstáculo potencial, un control más, este momento de la entrevista es una buena oportunidad para aclarar cualquier duda que pueda tener sobre el trabajo o el empleador, o para diferenciarse de la competencia. Así que considere esta pregunta como una oportunidad.

En este blog explicamos qué preguntas son útiles y cómo prepararse para la pregunta más famosa de todas las entrevistas: "¿Tienes alguna pregunta?

Preguntas clásicas de las entrevistas en el ámbito del deporte: Sobre el puesto

Las preguntas que sirven para cualquier trabajo y que son útiles para aclarar de antemano son las preguntas sobre el propio papel. Aquí están algunos de ellos:

  • ¿Por qué está vacante el puesto?
  • ¿Cómo está constituido el equipo?
  • ¿Qué criterios utilizas para evaluar el éxito de un empleado en el equipo?
  • ¿Cuáles son los mayores retos para alguien en este puesto?
  • ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en esta empresa?
  • ¿Con qué personas trabajarías más y por qué?

Preguntas atractivas para la entrevista de trabajo: Sobre habilidades y cualidades

También hay preguntas que demuestran que estás pensando en cómo puedes contribuir a la empresa. No sólo te aclaran los detalles del trabajo, sino que también demuestran al reclutador que estás comprometido:

  • ¿Cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta actualmente tu equipo y cómo podrías ayudar a superarlos en los próximos seis meses?
  • ¿Qué cualidades del anterior empleado valorabas especialmente en este puesto y te gustaría conservar?
  • ¿Cuáles son las principales aptitudes y cualidades que debes tener para este puesto?
  • Según tu experiencia, ¿cuál es el mayor reto para los nuevos empleados y qué consejos tienes para superarlo?

Preguntas de evaluación: ¿Qué esperas del trabajo?

Como ya se ha mencionado, el cuestionario de la entrevista no es sólo una herramienta para evaluarte, sino también para darte una idea del trabajo y de si se ajusta a tus expectativas. Al final, cada entrevista es también una prueba para ver si la empresa se ajusta a tus valores y expectativas. En este sentido, es importante que determine de antemano qué debe aportar tu empleador para que te sientas cómodo, qué te motiva en el trabajo y en qué tipo de estructura te gustaría trabajar.

Estas preguntas incluyen

  • El entorno de trabajo (¿oficina abierta? ¿oficina individual? ¿puestos de trabajo personales?)
  • Horarios y lugares de trabajo (cuál es la posición de la empresa respecto a los acuerdos de trabajo a distancia, cuál es el horario básico de trabajo)
  • Trabajo diario (cuál es el contenido del trabajo operativo y estratégico, si hay trabajo de proyectos, cómo es un día típico de trabajo en este puesto)
  • Oportunidades de desarrollo y promoción (¿Qué medidas de formación continua ofrece la empresa? ¿Qué oportunidades de carrera dentro de la empresa podrían derivarse de este puesto?)
  • Cultura de trabajo (¿Cuáles son los valores del equipo? ¿Qué ha hecho la empresa por sus empleados durante COVID-19 para mejorar su trabajo diario y su vida personal? ¿Cómo cambió la cultura de trabajo en la empresa?)

Preguntas de la entrevista individual para tu futuro empleador

Aunque las preguntas anteriores sirven para la mayoría de los trabajos deportivos, son las preguntas individuales las que te diferencian de los demás candidatos en la entrevista de trabajo. Al fin y al cabo, seguro que no eres el único candidato que ya ha consultado posibles preguntas en un buscador y puede haber hecho una selección similar a la tuya.

Lo mejor que puedes hacer es informarte sobre tu posible futuro empleador. Por un lado, haces preguntas que se desvían del repertorio estándar, por otro lado, muestras a tu entrevistador un interés más profundo. En el mejor de los casos, también encontrarás otros puntos que harán que el trabajo sea aún más atractivo para ti o, por el contrario, descubrirás cosas que no te convienen. Sólo puedes beneficiarte de una búsqueda exhaustiva.

Además, a los responsables de RRHH les gusta preguntar a los candidatos qué saben de la empresa, lo que forma parte de la preparación de una entrevista de trabajo.

“Cuando leí el artículo sobre [x], me hice la siguiente pregunta...”

Normalmente, puedes informarte sobre la cultura de la empresa, sus valores y sus proyectos actuales en el sitio web de la empresa. También vale la pena consultar las noticias a través de Google o de plataformas específicas como Sporting Goods Intelligence Europe. Las preguntas que se te ocurren al leer los artículos pueden ser útiles durante la entrevista, sobre todo si están relacionadas con el puesto al que optas.

Dos ejemplos:

  • General: "¿Cómo apoyas el desarrollo personal de tus empleados?"
  • Más concretamente: "En tu página web, mencionáis que ofrecéis formación a la carta para vuestros empleados. En relación con el puesto anunciado, ¿qué oportunidades específicas ofrecéis en este ámbito?" 
  • General: "¿Cómo abogáis por un modelo de negocio sostenible?"
  • Más concretamente: "Hace unas semanas, me encontré con un artículo en el que presentáis vuestro proyecto sobre el tema [x], un tema que me toca personalmente. ¿Qué oportunidades tendría como empleado de participar en esos proyectos?" o "¿Qué otros proyectos apoyáis?"

Es mejor evitar : Preguntas personales sobre la otra persona

Aunque tengáis algo en común, debes evitar las preguntas personales sobre tu entrevistador. La información que has encontrado en los perfiles de las redes sociales, por ejemplo, no tiene cabida en una entrevista. Esto se aplica en ambos sentidos. Si el entrevistador te hace preguntas sobre tu vida personal, puedes rechazar estas respuestas de forma amistosa pero firme.

Las excepciones son los temas que se tratan durante la propia entrevista, por ejemplo, las aficiones deportivas. En el caso de una marca de zapatillas para correr, por ejemplo, es perfectamente legítimo preguntar al entrevistado si le gusta el footing o el trail running, si se trata de actividades que también realizaréis juntos en el equipo. Y demuestra que te interesa formar parte de un equipo. 

Conclusión

A pesar de lo dolorosa que puede ser la parte del interrogatorio de la entrevista, se soluciona rápidamente con una buena preparación. Al final, hay dos cosas que puedes preparar con un poco de compromiso y que te darán preguntas relevantes:

A) Define lo que quieres del trabajo y lo que es importante para ti.

B) Investigar la empresa, sus valores y sus planes actuales.

De este modo, estarás perfectamente preparado para la pregunta “¿Tienes alguna otra pregunta?”

Prepárese para las preguntas del entrevistador

Hay preguntas comunes en todas las entrevistas que te hará el reclutador. En nuestro blog hemos recopilado las 8 preguntas más habituales y cómo responderlas

8 preguntas frecuentes en las entrevistas de trabajo en el ámbito del deporte y cómo responderlas

A pesar de que las preguntas de una entrevista difieren en cada empresa especializada en deportes, hay un puñado de ellas que aparecen casi siempre. Responderlas puede ser fácil para algunos, pero difícil para otros. Por ello, estamos aquí para ayudarte. Ya sea que recién te hayas graduado o que haya pasado un tiempo desde tu última entrevista, aquí tienes algunos consejos sobre cómo responder a las preguntas más comunes de las entrevistas de trabajo.

Háblame de ti”

En la mayoría de los casos, ésta es una de las primeras preguntas que hacen los entrevistadores. Normalmente, aquí debes recitar tu currículum, pero no lo expongas por completo. El reclutador normalmente conoce tu currículum y tu solicitud y probablemente incluso tenga un duplicado del mismo delante. En su lugar, aprovecha este momento para mostrar los hitos que consideres más relevantes para ti y para el puesto. Esto muestra tu enfoque personal y es una gran manera de destacar tus cualidades para el puesto.

“¿Dónde te ves en cinco años?”

Ya seas una persona que planifica por adelantado o que prefiere la espontaneidad y ver a dónde te lleva la vida, tu respuesta debe ser honesta.  No necesitas un plan concreto para responder. Lo que quieren saber de ti es si tienes ambición y posiblemente si serás un empleado o empleada leal, por lo que deberías reformularte la pregunta sobre “Si sigues en esta empresa, ¿dónde te ves dentro de 5 años?”.

Podrías responder algo como: “Me agrada la idea de haber demostrado mi valía en esta empresa y haber avanzado en mi carrera ofreciendo un valor añadido a lo largo de los años". 

¿Cuál es tu mayor debilidad?”

La respuesta más cliché que habréis escuchado es probablemente “soy demasiado perfeccionista”. Esto demuestra que no has entendido el objetivo de esta pregunta. Su objetivo es averiguar los puntos fuertes de una persona: Si es reflexiva y capaz de analizarse a sí misma y, en conclusión, a su entorno. También si es capaz de resolver problemas, ya sean propios o relativos al trabajo.

La mejor manera de responder a esta pregunta de la entrevista es siendo honestos sobre vuestros puntos débiles. Por otro lado, no olvides que tu respuesta debe estar relacionada con el trabajo; no es necesario que compartas ningún problema personal.

Por último, añade a tu respuesta la forma en que has afrontado tu debilidad en el pasado, demostrando que eres capaz de aportar soluciones.

En una escala del 1 al 10, ¿cómo te evaluarías a ti mismo(a) / cuál es tu nivel en xxxx?"

Ya sea sobre cómo te evaluarías a ti mismo(a) o sobre tus competencias en Word, Excel, Photoshop o cualquier otro software, esta pregunta táctica aparece en todas las entrevistas. Te contaremos algo de nuestra experiencia en la caza de talentos: La pregunta no se refiere realmente a las habilidades, sino a ver lo bien que eres capaz de autoevaluarte. ¿Has oído hablar de “contratar por actitud”? La respuesta “¡Claramente un 10!” es probablemente exagerada en la mayoría de los casos. Siempre se puede mejorar, formarse y aprender nuevas habilidades, pero no se puede cambiar una primera impresión. Sé honesto(a) sobre tu conjunto de habilidades, dales una visión clara profundizando un poco en tus conocimientos (“un poco” es la clave aquí). Pero también admite en qué áreas podrías mejorar. Si demuestras que tienes ganas de aprender y que estarías agradecido de mejorar a lo largo de tu trabajo, esto demuestra mucho sobre tu actitud laboral, y los reclutadores lo marcarán como un punto fuerte.

¿Por qué deseas trabajar en esta empresa?”

Esto debería ser una obviedad, siempre y cuando quieras trabajar en una empresa de deportes. No obstante, puede ser difícil responder cuando no te interesa mucho el trabajo.

En cualquier caso, informarse de antemano sobre el futuro empleador es la clave para formular tu respuesta. Averigua qué valoran, qué características destacan en su página web e intégralas en tu respuesta. Por supuesto, siempre puedes compartir también tu interés personal: quizá tengas una historia nostálgica con la marca deportiva, o quizá sea que te gusten sus productos o sus servicios... demuestra tu pasión.

Háblame de un momento en el que…”

Probablemente la pregunta más concreta, que requiere una respuesta concreta. Aquí, el entrevistador o la entrevistadora quiere saber cómo reaccionarías ante una situación particular. Una forma clásica de responder a esto es aplicando el formato STAR (estrella, en inglés):

  • Cuál era la Situación
  • Cuál era tu Tarea
  • Cuál Acción llevaste a cabo
  • Cuál fue el Resultado 

Si sigues estas simples reglas, serás capaz de mantenerte racional y dentro del ámbito del trabajo

Cuando te han despedido y te preguntan por ello” 

Esta no es una pregunta habitual y sólo se plantea en contadas ocasiones, pero como sabemos que es una de las más difíciles de responder, hemos querido integrarla en nuestra redacción de todos modos. Sea cual sea la razón por la que te han despedido, hay dos reglas que hay que seguir a la hora de responder:

  1. No hables mal de tu antiguo empleador
  2. Céntrate en lo positivo y en las oportunidades que surgieron

Destaca tu emoción por la nueva oportunidad de probarte a ti mismo(a), de buscar un nuevo puesto que se adapte mejor a ti.

“¿Tienes alguna pregunta?”

¡Si! La respuesta a esta pregunta es siempre afirmativa. Demuestra que te importa, que te interesa tu empleador y el trabajo.

Algunas posibles preguntas que podrías hacer:

  • ¿Qué ha hecho otra persona en este puesto para tener éxito en su función?
  • ¿Qué oportunidades de desarrollo tiene este puesto en los próximos años?
  • ¿Qué es lo que denota el éxito de esta empresa?
  • ¿Podría describir un día típico de este puesto?
  • ¿Puedo ponerme en contacto con usted si se me ocurre alguna otra pregunta?